Perspectiva Laboral, Panamá 2017 – Visión de corto plazo y desafíos del empleo juvenil

El año 2017 cerró con un aparente repunte del crecimiento de la economía en su conjunto, la cual había mostrado signos de desaceleración en años previos.

Sin embargo, de acuerdo con datos oficiales del INEC/Contraloría (agosto 2017), la reactivación económica no conllevó a mejoras en la situación ocupacional del país. La tasa de desempleo siguió aumentando y se ubicó en 6.1% del total de la fuerza de trabajo y el número de desempleados aumentó a cerca de 117 mil personas. Los jóvenes se llevaron la peor parte del deterioro laboral y el desempleo juvenil (15 – 24 años) aumentó hasta el 16.5%, con alrededor de 51 mil jóvenes que no encuentran trabajo conforme a sus expectativas. La situación más precaria en términos relativos es para las mujeres de 15 a 19 años cuya tasa de desempleo fue de 23,6%.

Ese fenómeno de aumento del desempleo en presencia de un relativo buen desempeño económico ha sido propio de Panamá, debido a ese estilo de crecimiento que no ha logrado integrar o incluir actividades y segmentos rezagados de la economía. Estimaciones preliminares muestran que si bien el PIB total creció 5.4% en 2017, la agricultura e industria manufacturera apenas recuperan los niveles de años previos de estancamiento, siendo actividades que ocupan mucha fuerza de trabajo, principalmente como trabajadores por cuenta propia y en pequeñas unidades productivas.

Con datos oficiales del INEC el presente boletín destaca que una gran parte de los nuevos empleos generados se crearon en el sector público, mientras en el sector privado hubo dos fenómenos contrapuestos, con una importante creación de empleos en la gran empresa; y simultáneamente un proceso de destrucción de empleos en las PYMES.

Los datos del INEC con carácter preliminar también muestran que si bien en términos relativos, el porcentaje de informalidad en el empleo no agrícola disminuyó, el número de ocupados con empleo informal en el sector formal de empresas aumentó de manera significativa, lo cual conspira contra la calidad del empleo. Este hecho llama la atención a los actores del mundo del trabajo y a las autoridades sobre la calidad del trabajo futuro al que aspiramos en un país equitativo y democrático. Para la Fundación del Trabajo, como entidad de diálogo social, es un tema de alta prioridad, dada nuestra visión estratégica de contribuir a un Panamá con relaciones laborales armónicas, con productividad y competitividad compartidas.

Descargar Boletín

BOLETIN 10 PERSPECTIVA LABORAL 2017